mejora continua

Mejora continua: ¿cómo gestionarla?

En la actualidad se imponen nuevos modelos de gestión orientados a mejorar los resultados de la empresa. Las herramientas de management que se están mostrando más eficaces y que están más de moda son:
  •  “TOC”, o el empeño por buscar las limitaciones de los sistemas productivos y tratar de mejorar su eficiencia.
  • “Seis Sigma”, o el empeño por eliminar variaciones del producto/servicio.
  •  “Lean Manufacturing”, o el empeño por eliminar despilfarros o desperdicios (waste).
  •  “Lean Sigma”, o el empeño por eliminar tanto las variaciones de producto como los despilfarros.

Teoría de las limitaciones o de las restricciones (TOC)

El TOC (Theory Of Constraints) es una herramienta de gestión basada en las limitaciones o cuellos de botella. El TOC analiza el sistema total de procesos, que se entienden forman parte de una cadena interrelacionada.  Se trata de encontrar el eslabón más débil que nos definirá la limitación  operativa de la cadena en total para reforzarlo o eliminarlo.

Seis Sigma

 
La herramienta de gestión de producción de Seis Sigma se propone determinar las causas de fluctuación de resultados de un proceso, con el objeto de controlar los elementos causantes de la variación para eliminarla.
El Seis Sigma es, pues, una metodología rigurosa para llevar a niveles de calidad superiores a un proceso productivo o de servicios. Se basa en la aplicación de distintas técnicas estadísticas (dónde es muy importante la selección de la técnica adecuada para cada problema), junto a procesos de análisis del valor, brainstorming (lluvia de ideas) y construcción de flujos.

El Seis Sigma tiene 5 etapas clásicas para cada proyecto:

  • Definir
  • Medir
  • Analizar
  • Mejorar
  • Controlar la mejora
Como resultado se mejora el flujo del proceso y por ello el inventario en proceso, la reacción a demandas del cliente, etc. El Seis Sigma es la herramienta de gestión idónea si queremos un proceso más uniforme.

Lean Manufacturing (Producción Ajustada)

Al hablar de Lean Manufacturing o Lean Management (Dirección Ajustada) se hace referencia a un proceso de mejora de todas las operaciones de gestión y producción que busca eliminar todo tipo de despilfarro. Se entiende por despilfarro “cualquier cosa que no sea la mínima cantidad de material, máquinas y fuerza de trabajo absolutamente esencial para la producción”. Lean Management agrupa, pues, principios y prácticas de mejora continua que se emplean para eliminar despilfarros en toda la cadena de valor del negocio.

Las etapas de esta metodología son:

  • Identificar lo que crea valor.
  • Identificar las secuencias que llevan a este flujo de valor.
  • Hacer el nuevo flujo de valor.
  • Permitir al cliente que chequee este nuevo flujo de valor.
  • Revisar el proceso.
Este enfoque avanzado de gestión, muy en boga actualmente, permite obtener simultáneamente un producto diversificado, con la máxima eficiencia y al mínimo coste, la máxima rapidez, un nivel mínimo de stock, un gran nivel de calidad y mucha flexibilidad.
Por tanto, los resultados económicos de la gestión “lean” (lean significa esbelto o sin pérdidas) son muy importantes, ya que se logra eliminar las pérdidas de cada proceso productivo a través de un proceso sistemático de mejora y con la participación de los integrantes de la organización. El Lean es, en definitiva, el modelo de gestión idóneo para cuando queremos un proceso más rápido, más eficaz, y más económico.

Lean Sigma

La última tendencia en gestión de producción y operaciones es la combinación de las técnicas de Seis Sigma con el Lean Manufacturing, lo que algunos han dado en llamar “Lean Sigma”.
Las técnicas de Lean Management son ideales para aquellos casos en los que lo fundamental es reducir el lead time (tiempo de respuesta al cliente) y reducir el coste, al tiempo que se mejora la eficiencia y productividad de la empresa. Igualmente, las técnicas de Seis Sigma son excelentes para aquellos casos donde se necesita disminuir la variabilidad de un proceso y es importante darle consistencia en un nivel de calidad superior.
Pues bien, Lean Sigma es la suma de estas dos herramientas de gestión, que combinadas generan una importante sinergia. Integra dos aspectos fundamentales: eliminación de defectos y reducción de la variabilidad, junto con el aumento de la velocidad del proceso, eliminando las trampas de tiempo y generando más valor para el cliente.

Lean Sigma permite a las empresas:

  • Obtener índices superiores de productividad
  • Entornos humanos más motivados y autónomos
  • Menores tiempos de respuesta al cliente
  • Mejores índices de calidad.
  • En las empresas industriales genera reducciones importantes de los stocks en proceso y de producto terminado.
 Es uno de los pasos fundamentales que una empresa debe dar para lograr producir con rapidez cualquier producto o servicio que pida el cliente (mass customization).
El Lean Sigma es una combinación aplicable tanto en entornos industriales y en procesos de oficina, como en la relación con los clientes, el servicio a los clientes o la cadena de suministro.
Lean Sigma está pensada para entornos sujetos a cambios radicales, tal cual los que estamos viviendo en nuestros días.
Sígueme

Gehisy

Formación y asesoría en calidad y mercancías peligrosas at Calidad y ADR
Soy Ingeniera Química, auditora interna de calidad y medio ambiente, consejera de seguridad para el transporte de mercancías peligrosas por carretera y MBA.

Ayudo a profesionales de la calidad y las mercancías peligrosas a optimizar su trabajo diario con la normativa brindándoles formación y asesoría para hacer que estos temas se conviertan en sencillos.
Sígueme

Latest posts by Gehisy (see all)

Related Post

Pin It on Pinterest

Share This