Algunas veces confundimos los conceptos de líder y jefe. Hay jefes que por el mero hecho de serlo, ya se creen líderes y pretenden que las personas los sigan.

A través de este post, quiero que conozcas las diferencias que existen entre el líder y el jefe para que aprendas a identificarlos dentro de tu trabajo.


líder y jefeEl líder

  • Convence a su gente.
  • Hace que se quieran hacer las cosas.
  • Le apoyan y le respetan.
  • Con la palabra convence y con el ejemplo arrastra y lo siguen.
  • Estimula lo bien hecho, reconoce a su gente en público.
  • Corrige los defectos o critica en privado.
  • El éxito es de su equipo de trabajo, pero los errores son de líder.
  • Es consecuente y tiene alto poder de adaptación. Se adapta al cambio con actitud positiva y se convierte en protagonista de este.
  • El trabajo extraordinario es un esfuerzo.
  • Ve en cada problema una oportunidad de mostrar talento
  • Se compromete con cada nuevo proyecto
  • Cree en el potencial de crecimiento de su gente.
  • Delega tareas (entrenando a priori y supervisando) y forma su reserva.
  • Admira y aprende de sus mejores colaboradores.
  • Habla poco y escucha mucho.
  • Supervisión mínima, confía en su gente.
  • Trabaja en equipo.
  • Ante un error pregunta: “¿Qué sucedió? ¿Cómo lo vamos a corregir? ¿Cómo lo vamos a evitar en lo adelante?”.
  • A pesar de las adversidades siempre tiene buen ánimo, es tolerante y comprensivo.
  • Saluda dando la mano y se interesa sinceramente por la familia de su gente.
  • Ante un gran problema dice: “es diferente, pero se puede resolver”.
  • Se vuelve para levantar al caído y llevarle hasta la meta.
  • Ante un error dice: “Disculpen, no me expliqué bien”.
 

 líder y jefe

El jefe

  • Obliga a su gente.
  • Se tienen que hacer las cosas.
  • Nadie le apoya y todos le temen.
  • Dice una cosa y hace otra (Incongruencia entre pensar, decir y hacer).
  • Hacer las cosas bien es una obligación, no lo reconoce.
  • Corrige los defectos o critica en público.
  • El éxito es suyo, pero los errores son de su gente.
  • Cualquier cambio es un peligro para su estatus de privilegios. ¿Para qué cambiar si le va bien?  Es un simple espectador reacio al cambio.
  • Ve el trabajo extraordinario como un sacrificio.
  • Los problemas son obstáculos a la tranquilidad de su puesto.
  • No se compromete, solo se involucra.
  • No cree que haya potencial de crecimiento.
  • No delega tareas por desconfianza y no prepara a nadie.
  • No admira a nadie y critica a los mejores, los considera subordinados, cumplen con su deber, para eso se les paga.
  • Habla mucho y escucha poco.
  • Constante supervisión, no confía en nadie.
  • Toma decisiones radicales solo.
  • Ante un error humano pregunta: “¿QUIÉN TUVO LA CULPA?”
  • Es impredecible.
  • A veces saluda verbalmente y otras no saluda.
  • Ante un gran problema su frase favorita es: “A ver si se puede” o “No se puede”.
  • Sigue adelante hasta alcanzar las metas a pesar de los caídos.
  • Ante un error dice: “Ustedes no me entienden”.

¿Cuántos jefes y cuántos líderes conoces? 😉

Sígueme

Gehisy

Formación y asesoría en calidad y mercancías peligrosas at Calidad y ADR
Soy Ingeniera Química, auditora interna de calidad y medio ambiente, consejera de seguridad para el transporte de mercancías peligrosas por carretera y MBA.

Ayudo a profesionales de la calidad y las mercancías peligrosas a optimizar su trabajo diario con la normativa brindándoles formación y asesoría para hacer que estos temas se conviertan en sencillos.
Sígueme

Latest posts by Gehisy (see all)

Related Post

Pin It on Pinterest

Share This