Clase 6.1 Materias tóxicas

Un gas lacrimógeno es un tipo de arma química. Fueron utilizados en la Primera Guerra Mundial (1914-1918) y en la actualidad pueden llegar a ser disparados contra la población civil para provocar lagrimeo, irritación y ceguera temporal.

Fuente: Wikipedia

¿Sabías que dentro de la clase 6.1 podemos encontrar sustancias que se utilizan en la fabricación de estas armas?

Sí, por ejemplo, el NºONU 3448 GASES LACRIMÓGENOS, SUSTANCIA SÓLIDA PARA LA FABRICACIÓN DE, N.E.P. 6.1 T2

¿Quieres saber más?

Vamos a ver qué materias entran dentro de esta clase y cómo se clasifican.

El título de la clase 6.1 cubre las materias tóxicas de las que, por experiencia, se sabe o bien cabe admitir, en base a experimentos realizados sobre animales, en cantidades relativamente pequeñas y por una acción única o de corta duración, que pueden dañar a la salud del ser humano o causar su muerte por inhalación, absorción cutánea o ingestión.

NOTA: los microorganismos y los organismos modificados genéticamente deberán asignarse a esta clase si cumplen las condiciones previstas en esta clase.

Las materias de la clase 6.1 se subdividen como sigue:

clase 6.1 materias tóxicas

Definiciones

A los efectos del ADR, se entiende:

DL50 para la toxicidad aguda por absorción cutánea, la dosis de materia administrada por contacto continuo, a lo largo de 24 horas, sobre la piel desnuda de conejos albinos que tenga las mayores probabilidades de causar la muerte, en un plazo de 14 días, a la mitad de los animales del grupo.  El resultado se expresa en mg por kg de peso del cuerpo.

 

DL50 (dosis letal media) para la toxicidad aguda por ingestión, la dosis estadísticamente establecida de una materia que, administrada una sola vez y por vía oral, es susceptible de causar la muerte, en un plazo de 14 días, a la mitad de un grupo de ratas jóvenes albinas adultas.

La DL50 se expresa en masa de materia estudiada por unidad de masa corporal del animal sometido al experimento (mg/kg).

 

CL50 para la toxicidad aguda por inhalación, la concentración de vapor, niebla o polvo administrada por inhalación continua durante una hora a un grupo de ratas jóvenes albinas adultas, machos y hembras, que tenga las mayores probabilidades de causar la muerte, en un plazo de 14 días, a la mitad de los animales del grupo.

Una materia sólida deberá ser sometida a prueba cuando el 10% (en peso) al menos de su peso total corra peligro de estar constituida por polvos que puedan ser inhalados, por ejemplo, si el diámetro aerodinámico de esta fracción-partícula tiene un máximo de 10/micrones.

Una materia líquida deberá ser sometida a prueba cuando exista el peligro de producirse una neblina al tener lugar una fuga en el recinto estanco utilizado para el transporte.  El resultado se expresa en mg por litro de aire, para los polvos y nieblas, y en ml por  m3 de aire (ppm), para los vapores.

 

Clasificación y asignación a grupos de embalaje

Las materias de la clase 6.1 deben clasificarse en tres grupos de embalaje en función del grado de riesgo que presentan para el transporte:

  • Grupo de embalaje I : Materias muy tóxicas
  • Grupo de embalaje II : Materias tóxicas
  • Grupo de embalaje III : Materias que presentan un grado menor de toxicidad

Para determinar el grado de toxicidad se debe tener en cuenta los efectos comprobados en el ser humano en determinados casos de intoxicación accidental, así como las propiedades particulares de una u otra materia, a saber:

  • estado líquido
  • alta volatilidad
  • propiedades particulares de absorción cutánea
  • efectos biológicos especiales

A falta de observaciones sobre el ser humano, el grado de toxicidad se fijará recurriendo a las informaciones disponibles obtenidas en ensayos sobre animales, conforme al cuadro siguiente:

clase 6.1 materias tóxicas

a Las materias que sirven para la producción de gases lacrimógenos se deberán incluir en el grupo de embalaje II, aun cuando los datos relativos a su toxicidad se correspondan con los criterios del grupo III.

Cuando una materia presente diversos grados de toxicidad en relación con dos o más modos de exposición, será la toxicidad más elevada la que determine la clasificación.

Las materias que se correspondan con los criterios de la clase 8 y cuya toxicidad por inhalación de polvos y nieblas (CL50) pertenezca al grupo de embalaje I, sólo deberán ser adscritas a la clase 6.1 cuando simultáneamente la toxicidad por ingestión o absorción cutánea corresponda, al menos, a los grupos de embalaje I o II.

En caso contrario, la materia será atribuida, si fuere necesario, a la clase 8

Estos criterios de toxicidad por inhalación de polvos y nieblas se basan en los datos relativos a CL50 correspondientes a una exposición de una hora y tales informaciones deberán utilizarse cuando estén disponibles. No obstante, cuando solamente estén disponibles los datos relativos a la CL50 que correspondan a una exposición de 4 horas, los valores correspondientes podrán multiplicarse por cuatro, y el resultado sustituirse al criterio anterior, es decir, que el valor cuadruplicado de la CL50 (4 horas) se considera equivalente al valor de la CL50 (1 hora).

Materias no admitidas al transporte

Las materias químicamente inestables de la clase 6.1 sólo deberán entregarse para el transporte una vez adoptadas las medidas necesarias para impedir su descomposición o su polimerización peligrosas durante el mismo. Con este fin, conviene cuidar en especial que los recipientes y cisternas no contengan materias que puedan provocar dichas reacciones.

Las materias y mezclas siguientes no serán admitidas al transporte:

  • El cianuro de hidrógeno (anhidro o en solución) que no responda a las descripciones de los números ONU 1051, 1613, 1614 y 3294.
  • Los metales carbonilos con un punto de inflamación inferior a 23 ºC y que no correspondan a los números ONU 1259 NÍQUELCARBONILO y 1994 HIERROPENTACARBONILO.
  • El 2, 3, 7, 8-TETRACLORODIBENZO-P-DIOXINA (TCDD), en concentraciones consideradas como muy tóxicas según la tabla anterior.
  • El número ONU 2249 ÉTER DICLORODIMETÍLICO SIMÉTRICO.
  • Las preparaciones de fosfuros que no contengan aditivos destinados a retrasar el desprendimiento de gases tóxicos inflamables.

 

A continuación te dejo un video sobre las materias tóxicas, que trata de manera divertida los cuidados que debemos tener con este tipo de materias peligrosas.

 

¿Qué te ha parecido? ¿Conocías las materias de la clase 6.1?

Deja tus comentarios 🙂

 

Sígueme

Gehisy

Formación y asesoría en calidad y mercancías peligrosas at Calidad y ADR
Soy Ingeniera Química, auditora interna de calidad y medio ambiente, consejera de seguridad para el transporte de mercancías peligrosas por carretera y MBA.

Ayudo a profesionales de la calidad y las mercancías peligrosas a optimizar su trabajo diario con la normativa brindándoles formación y asesoría para hacer que estos temas se conviertan en sencillos.
Sígueme

Latest posts by Gehisy (see all)

Related Post